Sobre el Proyecto

Desde Marzo de 2020, un grupo de mujeres escénicas nos hemos encontrado para reflexionar sobre la maternidad como parte del proceso de investigación de un montaje documental y biográfico. Tomamos como punto de partida un paréntesis vital específico: el (Puerperio).

Fisiológicamente, el puerperio abarca el período luego del parto hasta que el organismo de la mujer vuelve a su estado habitual, unos 40 días. Pero desde una perspectiva emocional, el puerperio podría durar hasta los dos años de vida del niño o niña.

El puerperio es también un tiempo-espacio caracterizado por un aislamiento con el mundo exterior. Un tramo crítico, del cual nadie habla, que transforma para siempre la vida de la madre, dejando profundas cicatrices físicas y emocionales.

Creemos que el desconocimiento del Puerperio en específico y de la experiencia de la maternidad como un todo (incluyendo su elección), es algo que perjudica significativamente a la sociedad y en especial a la mujer. En el desconocimiento social de los aspectos más sombríos de la maternidad, se aísla a las mujeres que lo viven. Así, muchas mujeres viven algunos de sus procesos de maternaje avergonzadas y en soledad.

Nuestros encuentros se han convertido en un espacio de sororidad, investigación y creación fundamentales. Un espacio político y feminista donde hemos cuestionado el rol histórico de la mujer.

Así también hemos reunido testimonios, fotografías, partes médicos, videos, audios, animaciones y una variedad de material documental, que conforman un archivo de experiencias sobre el Puerperio y la maternidad – sobre nuestros linajes femeninos, el cuerpo, la elección de la maternidad y el aborto, las fantasías y psicosis puerperales, las cicatrices bellas y duras que la maternidad deja en nuestras vidas – y que es parte del material que utilizaremos en escena.

Creemos firmemente que hemos abierto un espacio artístico, feminista y político de visibilización de un tema tabú, que pensamos debiera ser de discusión y contención social y no de soledad o vergüenza.

Con la realización del montaje “(Puerperio)” queremos develar las visicitudes de la maternidad, abriendo un espacio de reflexión y visibilización de un tema acallado por una sociedad que insiste en enaltecer una maternidad rosa.